Por ley todos los Automovilistas deberían de contar con un Seguro de Auto Obligatorio con cobertura mínima, para que en caso de accidente puedan cubrir los daños a terceros que hayan ocasionado con su vehículo.

Los mexicanos no aseguran sus vehículos por el costo de las pólizas y el tener que renovar la póliza anualmente.

Aunque al principio parece un costo elevado, es necesario analizar qué tan preparado te encuentras económicamente para enfrentar una emergencia.

circulan casi 30 millones de automóviles, cifra que crece cada año 5.8% en promedio. Eso significa que alrededor de 21 millones de automóviles no están asegurados.

Como puedes ver, las probabilidades de sufrir un choque con un auto que no esté asegurado son muy altas.

Por ello, te recomendamos fuertemente que adquieras un seguro de auto, lo cual puedes hacer con nosotros en Auto Seguro comparando aseguradoras para que escojas el precio que mas te convenga 

El seguro de Responsabilidad civil en caso de un accidente. Si todos los conductores poseen seguro, en el momento de un accidente, este indemnizará: los costos de reparación de los autos dañados, las pérdidas de propiedad personal de los involucrados o de terceros, el tratamiento médico y las demandas por daños y perjuicios de las personas involucradas en el accidente.

¿Qué pasa si no tienes un Seguro de Auto?

No tener seguro de auto no sólo es ilegal, sino que además es bastante inoportuno porque la responsabilidad de conducir entonces queda en sus manos y en los recursos financieros propios del conductor mismo.

Si un conductor no posee dinero para adquirir un seguro, hay muchas posibilidades de que tampoco tenga los recursos para hacerle frente a una demanda por un accidente.

Estar en un choque sin seguro puede ser algo que te lastre de por vida.

El costo del choque promedio asciende a los $24,000 pesos, que tiene que cubrir quien resulte responsable.

Sin embargo, dependiendo de los demás vehículos involucrados y si dañaste propiedad pública, el costo puede ser mucho mayor.

Se calcula que en México el 70% de los automóviles no está asegurado.

Esto significa también un gran problema para las personas que sí tienen seguro y que se ven en un accidente donde la otra partida del choque no posee seguro. Entonces, se ven obligados a hacer un reclamo a su propio seguro y esto trae múltiples problemas a futuro. Por esta razón, las compañías de seguro tienen una cobertura que se puede añadir al seguro de auto particular, que otorga una protección adicional en caso de que el conductor con quien usted puede haber tenido un choque no tenga seguro, e igualmente usted pueda hacer el reclamo a su aseguradora sin consecuencias de futuras cancelaciones.

Desventajas de no contar con un seguro de Autos 

Pese a que el seguro vehicular es obligatorio en 14 estados, entre ellos la CDMX, Estado de México, Morelos, y todas las carreteras federales del país, el índice de aseguramiento es bajo.

La consecuencia menor es recibir una multa y lo más grave, pagar los gastos de un accidente, con tu dinero.

Por ello, es probable que un alto porcentaje de automovilistas hayan sido multados o tengan problemas para pagar los daños. En la Ciudad de México, sólo los oficiales con la insignia “autorizados para infraccionar” pueden multarte por esta situación.

La sanción por no contar con seguro vehicular, de acuerdo al artículo 46 del Reglamento de Tránsito. Esta, entre $1,598 y $3,019 pesos.

Que hacer si uno de los involucrados no tiene Seguro de Autos 

Si en alguno de los involucrados no cuenta con Seguro de Auto lo mas conveniente es esperar al ajustador  para evaluar los daños he indicara la forma en que sera reparado el daño.

Lo mejor en estos casos es un arreglo, antes de tomar medidas legales se puede mediar para alcanzar un acuerdo. Sólo en caso que el responsable del accidente se niegue a pagar, tienes que recurrir a la autoridad y esperar.

Aquí en Auto Seguro sabemos que esta información es muy importante para todos los automovilistas ya que con las nuevas medidas de ley puedes llegar a ser acreedor de una multa o peor aun de pagar altos costos por los daños causados.