La importancia de la luces Direccionales para circular son muy importantes  ya que no son sólo un accesorio más de tu auto, aunque en realidad, a veces olvidamos la relevancia de uso: las luces Direccionales ayudan a indicar hacia qué lado de la carretera, calle o avenida te quieres dirigir, para con esto evitar accidentes.

En el artículo 40 del Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México se obliga a traer un sistema de iluminación completo (indicador de frenos en la parte trasera, direccionales y luces intermitentes, luces para indicar movimiento en reversa y luces que iluminen la placa posterior), todas funcionando en perfecto estado, en caso contrario recibirás una sanción.

Las Direccionales

Utilizar correctamente las luces Direccionales es uno de los factores más importantes a la hora de estar atorado en el tránsito vehicular, pues si se utilizan correctamente, agilizas el recorrido de los vehículos y ayudas a los conductores a tomar una mejor decisión.

Las Direccionales tienen otra función pues éstas permiten avisar a los demás conductores de nuestras intenciones de realizar un cambio de carril, ya sea izquierda o derecha. Aunque sabemos que muchas personas las ignoran y prefieren que la ley de la selva impere.

Usar las luces direccionales no es un “lujo”, es una obligación establecida en el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México en el artículo 8 fracción octava. De hecho, si no lo haces deberías ser multado por un policía hasta con 716 pesos y perder un punto de tu licencia de conducir.

El correcto funcionamiento de todo el sistema de iluminación es vital, en especial en condiciones de baja visibilidad, causado por factores ambientales o de la falta de infraestructura vial.

Importancia de las Direccionales

En AutoSeguro sabemos que el uso correcto de las Direccionales  en un auto es importante para evitar accidentes cuando se circula por las calles.

Cada parte de un automóvil es importante, como las luces direccionales, que son las que te permiten que los demás conductores y peatones sepan la maniobra que vas a efectuar.

Dar las señales apropiadas en el momento correcto e interpretar adecuadamente las señales de otros conductores es importante para la seguridad de todos los que circulan a tu lado.

Tus señales debes darlas a tiempo antes de comenzar tu maniobra y durante el tiempo suficiente para que el mensaje sea claro para los demás conductores y peatones. Procura no señalar con mucho tiempo de anticipación porque podrías confundir a los demás.

Las luces indicadoras son de color ámbar o amarillo y se pueden situar en la parte delantera, trasera y a veces en el espejo lateral del coche, tanto a la izquierda como a la derecha. Utiliza tus indicadores para mostrar un cambio de dirección deseado, ya sea girando a la izquierda o a la derecha o moviéndote entre el tráfico al pasar de un carril a otro.

Utiliza las direccionales a tiempo, para que le des a los demás conductores o peatones tiempo suficiente para reaccionar y adaptarse a tu señal.

Una vez que hayas completado la maniobra, asegúrate de que el indicador se apaga, de lo contrario, puede confundir a los demás.

Luces de advertencia

Cuando se encienden las luces de advertencia de peligro (parpadean las dos direccionales al mismo tiempo) es porque hay necesidad de advertir a otros usuarios de la carretera de un peligro. Dicho peligro puede ser que el auto delante del tuyo tiene un problema mecánico o que hay un obstáculo en la carretera.

Enciende las luces intermitentes si tu automóvil se descompuso, si hay algo que está obstruyendo el tráfico o para advertir a los demás de que te vas a detener.

Al conducir, algunas señales que ves puede que no se utilicen correctamente para indicar las intenciones de algún conductor. Muchas señales son mal utilizadas. Sé cauteloso y espera una señal secundaria de que la indicación es real.

Por ejemplo, estás esperando a girar a la izquierda de un cruce. Un vehículo se acerca desde la derecha y está señalando que tiene la intención de girar a la izquierda en el cruce que estás esperando. A lo mejor la señal se activó por error. Para asegurarte de que la señal es real, observa si el vehículo disminuye su velocidad o comienza a hacer el giro.

En AutoSeguro te sugerimos que no actives las Direccionales ni muy pronto o muy tarde porque la señal se vuelve confusa para los demás y no les da tiempo para reaccionar con seguridad.